domingo, 8 de febrero de 2009

Milan Gamiani en ambienteg.com

A continuacion una entrevista que se le hizo a Milan por parte de "El Castigador" en Madrid el pasado Jueves 5 de Febrero...

Milan Gamiani: El hombre que vive dentro de una estrella del porno

El Castigador

Milan Gamiani

Jueves a las seis y veinte de la tarde. Llamo a la puerta de una habitación de hotel en la que se hospeda Milan Gamiani. Estoy a punto de encontrarme cara a cara con una estrella del porno cuyas fotografías ocupaban gran parte de mi pequeño disco duro de hace unos años. Va a concederme la primera entrevista que realiza tras su espectáculo porno en la Cool del pasado sábado, 31 de enero. Milan Gamiani abre la puerta y, a pesar de ser de Manhattan, me habla en un perfecto castellano con acento andaluz. Sin duda, haber tenido una niñera sevillana marca de por vida.

Le doy a la grabadora y empezamos a hablar. No han pasado ni cinco minutos cuando me doy cuenta de que frente a mí no tengo a una estrella del porno. En realidad, a quien tengo es al hombre que vive dentro de ella. Se muestra simpático, humilde y todo indica que sincero. Me habla de cómo llegó a Barcelona, ciudad donde reside desde 2001. Fue por obligación. Su novio de entonces acabó en prisión debido al escándalo de Enron y él se vio atrapado en Barcelona sin poder regresar a Estados Unidos.

De la noche a la mañana, pasó de ser un arquitecto que trabajaba como decorador de espacios y organizador de eventos, a un joven sin dinero ni papeles en Barcelona. Lejos se quedaron un novio, dos hijos y un futuro prometedor. A raiz de aquello, Milan Gamiani se convirtió en scort y estrella del porno. Actualmente cuenta con 28 películas, ha colaborado con diferentes medios de comunicación, ha sido chico Cosmopolitan, está escribiendo su autobiografía y, además, tiene una línea de ropa interior masculina, que pronto saldrá a la venta, y otra de joyas. Casi dos horas de conversación dan para mucho…

Pregunta: ¿Cómo llegaste al mundo del porno?
Respuesta: Por necesidad. Estuve yendo a festivales de cine erótico en Barcelona para trabajar en escenografía, pero el director Jean Daniel Cadinotme dijo que estaba enamorado de mi cara y que quería que yo trabajara en una película suya. Yo que iba con toda mi ilusión pensando que iba a trabajar en escenografía, acabé haciendo una porno para tener dinero y poder comer.

A partir de ahí, empecé. En ese momento, cuando grabé mi primera película con Cadinot, Hammam (2002), yo tenía muchos complejos con mi físico. Debido a todos los problemas personales que tenía, había perdido mucho peso. Estaba en 52 kilos al llegar a España en 2002, cuando normalmente peso 86. Por ello, decidí no volver a grabar hasta que estuviera en forma físicamente. Estuve dos años sin hacer ni una sola película y, a partir de entonces, volvieron las ofertas.

Cuando esto pasó yo ya estaba ejerciendo como chico de compañía y no tenía papeles para trabajar legalmente en España, los cuales conseguí en 2004. Así que estuve bastante tiempo intentando encontrar algo como decorador, pero no me salía nada. La frustración me llevó a ponerle más énfasis a la pornografía. Estuve esos dos años de paréntesis trabajando muy duro en el gimnasio y al retomar mi carrera pasé los siguientes tres años sin parar de rodar para diferentes productoras. Tuve mucha suerte al poder hacer bastantes películas a la vez.

P: Aún así, consideras que en España no se te conoce demasiado…
R: Cierto. Soy más conocido gracias a las cosas que he hecho en televisión, como en el programa ‘Todos a 100’ de La Sexta y ‘La Vía Láctea’ de TV8. Esto se debe sobre todo, porque hay muy pocas casas que vendan en España las producciones en las que yo participo. Son muchísimas las películas que salen a la venta cada mes de todas las compañías y los compradores suelen adquirir aquellas en las que salen actores que ya conocen. Entonces, al no comprarse mis películas, las compañías no mandan material de producción, por lo que jamás conocerán a otros actores, entre los que me incluyo.

De hecho, en el espectáculo que ofrecí en la discoteca Cool, muchos de los asistentes no me conocían. Pero luego a la salida, que estuve firmando autógrafos sobre flyers con mis películas, muchos, al ver los títulos ya sí que me asociaban. Algo que no me pasaba en otros lugares.

Milan GamianiP: También fuiste el mes de julio en el calendario Cosmopolitan de 2008. ¿Eso no te sirvió para darte a conocer más?
R: Yo creía que sí, que el hecho de que un actor porno se incluyera en un calendario destinado a mujeres iba a propiciar que los medios gays de este país se interesaran por mí. Pero no fue así. En cambio, al poco tiempo, gracias a mi amistad con el presentador Jordi González, tuve la posibilidad de ir al programa ‘La Vía Láctea’ que hacía en TV8 para contar la historia de mi vida. Tras ello, pasé a ser colaborador del mismo, lo que sí fue objeto de una pequeña nota en la revista Zero.

También trabajé en radio el pasado verano, en el programa de Toni Rovira ‘El poeta pelegrí’ (Onda Rambla), hablando de todo lo relacionado con la vida sexual. También he participado puntualmente en varios programas de la Cadena Ser.

Actualmente, no descarto la opción de participar en algún reality show, como por ejemplo ‘La Isla de los Famosos’.

P: ¿Cuáles son las últimas películas que has grabado?
R: En diciembre pasado hice tres películas para la compañía Citebeur, en un estilo innovador denominado ‘Dark Cruising’. Esto consiste en grabar con poca luz, dentro de cuartos oscuros o sex shops. Es lo que una persona vería si estuviera en un local de este tipo. Saldrán a la venta en torno a primavera en la web www.darkcruising.com.

P: ¿Qué dirías que hay que tener para triunfar en el mundo del porno?
R: Aunque no te lo creas, pienso que hay que tener muchísima personalidad, porque se refleja mucho cuando estas delante de una cámara si eres amigable, simpático, buena gente, creído u otro tipo de adjetivos. Y la gente se queda sobre todo con eso y en si eres capaz de transmitir. Además, por supuesto, hay que tener lo típico: físico, buen tamaño, versatilidad o, si eres un rol u otro, tener un gran control sobre tu cuerpo.

P: ¿Qué papel ha adquirido Internet en el mundo del porno?
R: Internet ha sido algo muy bueno para el negocio, pero a la vez ha perjudicado mucho. Las descargas han acabado con las ventas de pornografía y es muy difícil controlar este tipo de páginas gratuitas. Es un gran problema para la industria, porque si antes a los actores nos pagaban poco, ahora quien pagarnos menos aún. Los ingresos se han reducido mucho, lo que también repercute en la promoción de las películas.

Algo positivo es que Internet nos da la opción a los propios actores a tener una ventana al mundo para ser más vistos, a través de, por ejemplo, videoblogs.

P: Con referencia a tu trabajo como scort, es cierto que hay actores porno que lo hacen, pero en secreto. En cambio tú, hasta lo incluyes en tu página web como un servicio más…
R: Pienso que, en la vida, lo que se intenta ocultar es lo que más rápido se descubre. Para no ser hipócrita, porque vivo de ello, prefiero tenerlo al aire de forma mediática, ya que también posibilita tener más clientes.

Milan Gamiani

P: ¿Cuáles son tus objetivos profesionales a largo plazo?
R: Yo me veo en la televisión como colaborador o presentador. También me gustaría ser actor fuera del porno. Mi madre era actriz de teatro en Broadway. Es parte de mi vida. Me fascina ese mundo. De hecho, he participado en dos cortometrajes no pornográficos de temática gay.

En caso de que no lograra estas metas, montaría mi propio negocio, alguna tienda quizás.

P: ¿Tienes formación en arte dramático?
R: No, yo lo aprendí todo de mi madre. De pequeño, pasaba mucho tiempo en el teatro con ella, incluso era allí donde hacía mis deberes del colegio. Aprendí muchísimo. A veces hasta me estudiaba los papeles para darle las réplicas cuando ensayaba. A pesar de ello, mi madre quería algo mejor para mí y me llevó por el camino de la Arquitectura, que fue lo que finalmente estudié.

P: ¿Recuerdas cómo fue grabar aquella primera escena?
R: Para mí fue horrible. Si pudiera, la olvidaría. Me sentía fatal por mi estado físico. Además, tenía la sensación de estar rebajándome como persona, al hacer un trabajo que yo encontraba que era algo malo debido a mi educación católica.No era lo que me hubiese gustado hacer con mi vida y más viniendo del trabajo que yo tenía en Estados Unidos. Pero era lo que había. En momentos de la vida hay que tomar decisiones que, aunque no sean las que más te gusten, son las que hacen que puedas seguir adelante.

En esa primera escena, lloré. De hecho, el director no paró de grabar. En la trama, se suponía que mi personaje estaba muy triste porque su pareja se iba a Francia y quería irse con él por amor. El director utilizó mi sufrimiento de forma artística para que la escena quedara más realista.

Aún así, le eché mucho valor y decidí cambiar de actitud en el resto del rodaje.

P: ¿Saben tus hijos que eres actor porno?
R: Aún no. Son muy pequeños para ello. Sólo tienen 14 y 11 años, respectivamente. Pero tengo claro que lo sabrán cuando tengan edad suficiente de entender que el porno no es algo malo.

P: ¿Te queda alguna fantasía sexual por cumplir?
R: Casi que las únicas que me quedan por cumplir son aquellas con personas que me gustan mucho, pero que a lo mejor jamás podré estar con ellas, por ser quienes son, como por ejemplo, David Beckham. En el mundo del porno, tienes que hacer tantas cosas que al final te afecta a tu vida sexual. Yo ahora tengo menos líbido que antes y te aseguro que no es por la edad (risas). Ahora soy más difícil de complacer.

Sitio oficial | Milan Gamiani

Imágenes | Juan Carlos Alonso

Mucahs gracias a www.ambienteg.com por esta tremendsa entrevista.

2 comentarios:

Txema dijo...

No me cabe duda que eres el mejor y que cuando mas se te conoce mas se te quiere, detras de un actor del porno hay una tremenda persona. Un besazo
Chema

Milan Gamiani dijo...

Muchas gracias!! intento siempre ser leal, respetuoso, conciente, humano, y sobre todo ser como me gustaria que fueran para conmigo. Asi me enseñaron en casa...